Una de las etapas más difíciles de la producción musical es hacer una mezcla correcta. Sin embargo, muchos problemas surgen al pasar por alto un paso crucial en el proceso de mezcla. Un paso que, a simple vista, puede parecer demasiado simple y fácil de hacer para eliminarlo de la lista rápidamente.

Estamos hablando del «Gain Staging». Y no te engañes, es un proceso crítico que puede llevar tu mezcla al siguiente nivel. En este artículo te mostraremos unos sencillos pasos a seguir para realizarlo a cabo de la mejor manera y, por tanto, maximizar la calidad de tu mezcla.

 

Niveles, ganancia y volumen

 

La mezcla es el arte de equilibrar los niveles relativos de tus clips, pistas, efectos y pista de Máster. Sin embargo, ¿qué entendemos por niveles?

El término nivel (level) se refiere a la cantidad de corriente eléctrica que entra o sale de un circuito. La palabra no implica una medición concreta de aumento o atenuación, por lo que debemos echar un vistazo a términos más específicos.

El término volumen se refiere a un aumento o disminución audible en el volumen aparente de algo que puede escuchar, en lugar de un ajuste de nivel electrónico o digital.

El término ganancia (gain), por otro lado, se refiere al aumento o reducción de una señal entrante. Es la relación de un amplificador. Es por eso que llamamos al proceso de nivelar la mezcla «Gain Staging».

Es totalmente posible aumentar la ganancia interna de una señal mientras se mantiene un volumen constante en tus altavoces, al igual que es posible aumentar el volumen que sale de un amplificador sin aumentar la ganancia de entrada. Por tanto, volumen y ganancia son dos términos que están relacionados pero no son lo mismo.

Sin embargo, cuando trabajas en tu DAW y con audio digital, es fácil pensar que agregar o eliminar cantidades de ganancia con cualquier control o slider ya está bien. El procesamiento interno de alta resolución del DAW probablemente no te permitirá que satures ninguna de las pistas individuales, incluso si las estableces en +6.

Sin embargo, debes dejar una cantidad correcta de headroom (margen de ganancia) para poder masterizar el track correctamente más adelante. Y eso no se puede lograr simplemente bajando el slider de volumen de la pista Máster. Debes cuidar los niveles de ganancia de cada clip de audio y plugin que haya en tu mezcla, uno por uno, para obtener un equilibrio perfecto entre todos los elementos de tu track, manteniendo siempre el slider de volumen de la pista maestra en 0 dB.

Echemos un vistazo al flujo de trabajo que te ayudará a lograrlo. Por supuesto, no es la única forma de hacerlo, pero es la forma lógica de gestionar todas las etapas de ganancia para maximizar la calidad del sonido:

 

Pasos para ajustar los niveles

 

Algo que debes tener en cuenta es que cada cambio de ganancia que realices afectará a todas las demás etapas de ganancia que se produzcan después. Y por cambio de ganancia, nos referimos a cada control deslizante o slider de ganancia y volumen que ajustes, incluidos los de los clips y los plugins.

Por eso, dado que tener que ajustar tantos elementos puede resultar un poco abrumador, es importante que lo hagas en un orden específico:

 

1 – Establece todos los sliders de volumen de la pista en 0dB, incluido el volumen del Máster.

 

2 – Desactiva todos los plugins.

Esto puede llegar a ser un poco pesado en algunos DAW, como es el caso de Ableton Live, el cual no tiene un atajo o una forma rápida de hacerlo. Sin embargo, en Logic Pro X, se puede hacer en solo un momento. En otros DAW, busca en el manual la mejor manera de hacerlo.

Cómo desactivar todos los plugins en Logic Pro X

 

3 – Pon el primer track en solo.

Vamos a trabajar con una pista a la vez, comenzando por la primera. La escucharemos en solo y procederemos con el paso 4.

 

4 – Establece la ganancia del clip o la salida del instrumento de la pista que acabamos de poner en solo, de modo que el siguiente plugin de la cadena (o el slider de volumen de la pista si no hay ningún plugin) no sature.

 

5 – Ningún plugin en la cadena de la pista puede saturar tampoco.

Habilita uno por uno, de izquierda a derecha, ajustando sus niveles de ganancia.

 

6 – Repite el paso 3-5 con todas las pistas, también las pistas de bus y grupos.

 

7 – Ajusta el volumen combinado de tus pistas individuales (usando los controles deslizantes de volumen o sliders).

En esta etapa, apunta a tener el nivel del Máster en alrededor de -15dB.

 

8 – Arregla todas las automatizaciones de mezcla que te falten (volumen, panoramización, efectos…).

 

9 – Revisa todos los plugins en Máster, si tuvieras alguno, como lo hiciste en los pasos 3-5.

 

10 – Ajusta el último plugin antes del output del Máster para que los picos más altos estén entre -6 y -3 dB.

Consigue una lectura precisa con un plugin medidor como por ejemplo el SPAN de Voxengo (gratis).