Cómo hacer un mastering rápido para tus demos

Por fin estás acabando producciones con las que estás satisfecho, y te estás planteando empezar a mandarlas a algunos sellos, o quizás solo quieres pincharlos en tus sesiones o podcasts. Sin embargo, cuando los comparas con otros tracks ya comercializados, los tuyos se quedan atrás en cuanto a volumen y potencia. ¿Qué se puede hacer al respecto?

Hay varias opciones a tu alcance. Podrías contratar a un ingeniero de mastering para darle ese último proceso a tu track de la forma más profesional posible. También podrías probar alguna de las plataformas de mastering online que hay a día de hoy en el mercado; nosotros te hablamos acerca de 6 de ellas en nuestro blog hace unos meses. 

Master Mastering Music Production Mixing engineer limiter plugins compressor demos label tracks dynamics

Pero si lo piensas bien, quizás no sea la mejor idea gastar dinero cada vez que quieras probar un nuevo track o enviar una demo, sabiendo que probablemente tendrás que hacer cambios en el mismo después y volver a hacer el mastering.

El mastering no es una tarea nada sencilla, requiere un gran nivel de experiencia para tomar las decisiones correctas y una sala acústicamente tratada lo suficientemente bien como para escuchar claramente y poder tomar las decisiones correctas. 

Así que cuando se trata de conseguir tu master final, el que se publicará para su comercialización, te recomendamos encarecidamente que confíes en un ingeniero profesional y experto para ello

Si aún así te gustaría meterte de lleno en el mundo del mastering y aprender sobre este delicado proceso, eso es genial. Te recomendamos empezar con la Masterclass de Robert Babicz, un brillante ingeniero con décadas de experiencia que te enseñará todos los trucos y secretos del mastering analógico.

Sin embargo, si quieres poder probar tus tracks y enviarlos a sellos sin gastar mucho dinero, hoy te vamos a enseñar un proceso fácil y sencillo para que puedas masterizar tus demos a un nivel decente, suficiente para esos propósitos. Y todo dentro del ordenador, sin necesidad de equipamiento hardware ni de plugins caros. 

 

Preparación antes de empezar

 

Antes de sumergirnos de lleno en el tema, es importante tener muy en cuenta que para que el mastering saque lo mejor de tu música, la mezcla debe estar lo mejor posible. Al contrario  de la errónea creencia de que el mastering arreglará los fallos de una mezcla deficiente, un proceso de mastering, especialmente uno sencillo como el que te vamos a explicar, podría realzar esos fallos. Cuanto mejor sea tu mezcla, más fácil será hacerla brillar con el mastering, así que ocúpate bien de eso antes de pasar a esta fase del proceso. 

Ten en cuenta también el nivel al que tu mezcla está picando. Lo ideal sería que el volumen en picos estuviese entre los -6 y los -3 dB. Si está por encima o por debajo de esos valores, te recomendamos que subas o bajes el nivel de todos tus canales según sea necesario.

Master Mastering Music Production Mixing engineer limiter plugins compressor demos label tracks dynamics

No estaría nada mal que utilices tracks de referencia, así que busca algunos de los cuales estés seguro de que suenan genial, además de que se parezcan en cuanto a estilo y elementos al tuyo. Escúchalos, entra en el mood adecuado y compáralos con el tuyo para encontrar cuales son las diferencias, identificarlas te ayudará a tomar decisiones con un objetivo en mente.

Pero no olvides que estos tracks de referencia ya estarán masterizados, así que suenan mucho más altos que el tuyo. Intenta compensar esta diferencia ajustando el volumen, hasta que la sensación de volumen que percibes sea similar entre tu tema y los de referencia.

Antes de meternos en los procesos concretos, busca la sección de tu tema con mayor energía, la que suena más fuerte, y haz un loop en ella. Esta será la sección en la que te fijarás para masterizar tu demo mientras aplicas las técnicas que explicaremos a continuación.

Vamos a masterizar nuestra demo en 3 sencillos pasos, cada uno de ellos centrado en un aspecto diferente del sonido: ecualización para equilibrio tonal, reducir la dinámica y conseguir ‘loudness’ (sensación de volumen).

 

1. Ecualizando para conseguir equilibrio tonal

 

La idea en este punto es hacer pequeñas, sutiles correcciones para quitar frecuencias no deseadas y mejorar el equilibrio general de tu mezcla.

¿Qué debemos usar aquí? Cualquier ecualizador quirúrgico, como EQ8 de Ableton, Channel EQ de Logic o el mítico Pro-Q de Fabfilter, será perfecto para esta tarea.

Primero, vamos a hacer un corte en subgraves para controlar esas frecuencias, que tienen mucha energía y consumen nuestro ‘headroom’ rápidamente, limitando nuestras opciones a la hora de sacar el deseado ‘loudness’.  Puede que esto no sea necesario, dependiendo de cuánto hayas cortado o controlado tus frecuencias graves durante el proceso de mezcla, pero vale la pena probarlo por si acaso.

 Empieza cortando unos 12dB por octava en 20 Hz y ves subiendo. Si notas que tu track pierde demasiada energía y cuerpo, entonces te estás pasando, así que vuelve atrás. Comprueba tus tracks de referencia para ver cuándo parar.

Es importante no pasarse, ya que esto hará que tu track suene débil, sin fuerza.

Master Mastering Music Production Mixing engineer limiter plugins compressor demos label tracks dynamics

Después, busca suciedad o “embarramiento” en los medios-graves, así como asperezas en los medios-altos y los agudos. Si los encuentras, intenta controlarlos con pequeños cortes con campana de no más de 3 dB, incluso menos si tu mezcla ya sonaba clara, y con una Q bastante acentuada para no afectar a demasiadas bandas de frecuencias. Recuerda que aquí estamos haciendo ajustes sutiles, las grandes correcciones deberían venir ya hechas desde la mezcla

Cuando realices este tipo de cortes, intenta escuchar si hay pérdidas de presencia o cuerpo en tu tema. En ese caso, intenta compensarlas con pequeñas ecualizaciones aditivas en las áreas necesarias.

Master Mastering Music Production Mixing engineer limiter plugins compressor demos label tracks dynamics

Por último, vamos a fijarnos en las frecuencias más agudas, por encima de 10kHz. Es posible que quieras levantarlas un poco con un shelving EQ si crees que tus hi hats y otros sonidos de esa zona brillen un poco más. Compara con tus temas de referencia para ver si te estás pasando.

Para este tipo de ecualización, puede ser una buena idea utilizar un ecualizador menos transparente y que coloree un poco la señal, como por ejemplo un Pultec, Maag, API o similares que tengas disponibles.

Cuando creas que el equilibrio tonal del tema está suficientemente logrado, pasa al siguiente proceso.

 

2. Reduciendo la dinámica con compresión y ‘soft clipping’

 

La compresión de audio puede ser un tema muy profundo y complejo, especialmente si la aplicamos a toda una mezcla en la fase de mastering. El enfoque que vamos a tomar aquí va a ser muy sencillo, simplemente conseguir un poco de compresión sin cargarnos la mezcla, empastando nuestros elementos y otorgándoles más cohesión entre ellos.

Después, aplicaremos ‘soft clipping’, que cortará los transientes más altos, reduciendo la dinámica y permitiéndonos exprimir al máximo el ‘loudness de nuestro tema en la última fase del proceso.

La herramienta que vamos a usar para esto es un efecto nativo de Ableton que nos permite hacer ambas cosas perfectamente: Glue Compressor. Si no eres usuario de Ableton Live, puedes utilizar otras opciones: el Compressor de Logic en su modo Vintage VCA tiene un funcionamiento similar, aunque tendrás que hacer el clipping con otro plugin. Si tienes acceso al plugin The Glue de Cytomic, es la mejor alternativa, ya que es de los mismos desarrolladores del Glue Compressor de Ableton y tiene exactamente los mismos controles.

Master Mastering Music Production Mixing engineer limiter plugins compressor demos label tracks dynamics

Empezamos con la fase de compresión. El objetivo aquí es conseguir una reducción de ganancia de no más de 1 dB, algo sutil. Para ello, primero bajaremos el Threshold hasta conseguir una compresión perceptible, de unos 6-8 dB de reducción. Esto es solo para configurar los parámetros de ataque y ‘release’ correctamente. 

Si usamos un ataque demasiado rápido, el resultado será demasiado obvio y perderemos los transientes, algo que seguro que queremos evitar. Si lo ponemos más lento, los transientes pasarán y no los perderemos, y añadirá carácter, pero si nos pasamos el resultado será también demasiado exagerado.

Lo mismo pasa con el tiempo de ‘release’. Si lo ponemos demasiado corto, tendremos una sensación exagerada de bombeo, mientras que si lo hacemos demasiado largo tendremos un sonido apagado y aburrido.

Master Mastering Music Production Mixing engineer limiter plugins compressor demos label tracks dynamics

No hay unos valores exactos que funcionen siempre para estos parámetros, ya que dependen de muchos factores, así que escucha con cuidado y haz los ajustes según sea necesario.

Teniendo en cuenta todo esto, tenemos que encontrar un punto en el cual todo suene natural, no demasiado bombeante ni demasiado aplastado. Una vez tengas los tiempos de ataque y ‘release’ a tu gusto, volveremos a subir el ‘threshold’ hasta que tengamos solo un poco de reducción de ganancia, aproximadamente el dB que mencionamos antes.

Si te está costando esta fase, o no estás muy seguro de lo que estás haciendo, devuelve el threshold a su posición inicial y evita comprimir. Es mejor pasar al ‘soft clipping’ directamente y no cargarte toda la mezcla por hacerlo mal. 

Master Mastering Music Production Mixing engineer limiter plugins compressor demos label tracks dynamics

Después de la compresión, queremos disparar ese ‘soft clipping’, para ello hemos de subir el volumen de ‘Make Up’ hasta que la luz roja empiece a iluminarse. Entonces, activamos el botón de ‘Soft clip’ y ya está listo. Lo que estamos haciendo es básicamente recortar los transientes más altos, reduciendo el rango dinámico de nuestra mezcla sin pasarnos y añadiendo algunos armónicos. Esto nos permitirá sacar mucha más sensación de volumen en el último paso.

Como hemos subido mucho el volumen para provocar el ‘soft clipping’, hay que volverlo a bajar. Lo recomendable es cargar un utility o algo que nos permita bajar la ganancia y recuperar el nivel que teníamos antes del compresor. 

3. Maximizando el volumen con limitador

 

Para éste último paso, vamos a usar un limitador. Puedes usar cualquier limitador que tengas disponible en tu colección de plugins, incluso los nativos de tu DAW. Recuerda que esto no va a ser tu master final, solo una demo. En este punto, nuestro objetivo es hacer que el tema suene lo más alto posible sin distorsionar ni destruir la mezcla.

 Carga tu limitador en tu canal de master y fija el ‘ceiling’ (techo – volumen de pico máximo de salida) en -1 dB. Después, empieza a subir la ganancia. Lo complicado es saber cuándo parar. Si estás escuchando distorsión, o si notas como la dinámica de tu track se aplasta demasiado, o que los graves se ahogan, te estarás pasando seguro. 

Conseguir una reducción de unos 4 o 5 dB sería lo ideal, pero eso dependerá del buen trabajo que hayas hecho durante la mezcla. También hay técnicas con dos limitadores que permiten exprimir mejor el ‘loudness’ y llegar a valores más altos, pero requieren entrar en detalles más técnicos y queremos que este proceso sea fácil para todo el mundo.

Master Mastering Music Production Mixing engineer limiter plugins compressor demos label tracks dynamics

Una vez encuentres el punto donde no suena demasiado duro ni distorsionado, ya lo tienes. Quizás hayas pensado en comparar tus niveles de ‘loudness’ con lo de tus tracks de referencia, pero no tendría mucho sentido, ya que esos tracks seguramente han sido masterizados por un ingeniero experto, así que es poco probable que en este punto puedas llegar a esos niveles de LUFs o RMS.

Esto es todo. Si crees que este proceso no te está funcionando, quizás necesitas repasar tu mezcla, o quizás aún no tienes la suficiente experiencia ni el oído tan entrenado como para llevar a cabo este tipo de tareas. Desarrollar la habilidad para escuchar estas sutiles diferencias requiere muchas horas de escucha y práctica, así como un buen estudio donde poder escuchar en condiciones, o un muy buen par de auriculares.

Como hemos dicho antes, esto es solo una demo, no un master para un lanzamiento comercial profesional, y el resultado dependerá en gran medida de la calidad de tu mezcla, de tu acústica y de tu nivel de experiencia, así que no te rindas y sigue trabajando!

Choosing sounds

Learn what kind of sounds are important to Scott and what tools he usually uses to produce them. Also how he looks for more specific and special sounds.

Duration: 03:00

Reproducir vídeo

Watch the class

To watch this sample for free please create an account

Acceder

Registrarse

A link to set a new password will be sent to your email address.

Vocal chains & processing

Learn how The Alchemist deals with the vocal chains and what plugins he uses.
Take note of his tips in order to achieve full sound without overprocessing it.

Duration: 08:28

Reproducir vídeo

Watch the class

To watch this class for free please create an account

Acceder

Registrarse

A link to set a new password will be sent to your email address.